Una nueva herramienta permitirá predecir si los envases son sostenibles y funcionales