Segunda vida a residuos vegetales en forma de adhesivos y envases

El proyecto FUSTARISE, liderado por AIMPLAS, busca reutilizar residuos vegetales de manera sostenible mediante técnicas mecanoquímicas limpias. Esto implica transformar desechos agrícolas y forestales en adhesivos y envases, evitando su vertido en vertederos. La mecanoquímica permite la recuperación eficiente de componentes valiosos, reduciendo así la dependencia de productos basados en petróleo. El proyecto, respaldado por IVACE y financiado por el FEDER de la Unión Europea, colabora con empresas como MIARCO y LISART para llevar los resultados a nivel industrial.