Los nuevos formatos en el envasado de productos lácteos se adaptan a las demandas del mercado

El envasado lácteo evoluciona hacia la transparencia y la sostenibilidad, priorizando las tarrinas plásticas y el reciclaje. La adaptabilidad en tamaño y la calidad del envasado se enfocan en mantener frescura y reducir impacto ambiental. Los envases asépticos de cartón con aluminio certificado emergen como opción ecológica, asegurando calidad y sostenibilidad. La innovación se centra en diseños eficientes que prolongan la vida útil del producto y mejoran la experiencia del consumidor en lácteos y productos vegetales.