Los embalajes de papel y cartón se quedan fuera de las exigencias de reutilización del Parlamento Europeo