El sector del packaging se reivindica: «No ofrecer envases más sostenibles puede tener un gran coste de reputación para las empresas»