Aimplas aborda nuevas metodologías para controlar la seguridad de los envases y mejorar la calidad del plástico reciclado